Historia de la revista

La iniciativa de editar Antrópica. Revista de Ciencias Sociales y Humanidades surgió en el mes de mayo de 2014 por el interés conjunto de un profesor y un grupo de estudiantes de dicho instituto. Utilizando una plataforma digital, impulsados por las generaciones jóvenes de verdaderos nativos virtuales. Al principio, se contempló crear un espacio para la difusión de los trabajos de los estudiantes de las licenciaturas impartidas en la Facultad de Ciencias Antropológicas. Sin embargo, el equipo editorial decidió cambiar de enfoque debido a que este procedimiento acarrearía problemas de mayor escala, tales como la estimulación de una conducta endogámica (al crear un medio en el que sólo publicarían personas de dicha facultad), limitaría la revista al campo antropológico (excluyendo otras áreas temáticas), convertiría la publicación en un “satélite” de las asignaturas de las licenciaturas (como un premio para aquellos/as estudiantes que elaborasen los mejores ensayos), circunscribiría el interés de los documentos al ámbito local y regional de la Península de Yucatán (omitiendo tratar problemáticas nacionales e internacionales) así como incitaría al rechazo de trabajos elaborados por estudiantes y académicos de otras instituciones​.

En la actualidad, la proporción de colaboraciones recibidas de la misma institución oscila en el 10 % del total de trabajos publicados; mientras que el 90% corresponde a colaboradores nacionales e internacionales. La revista ha publicado artículos de centros académicos de Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, EE.UU., Dinamarca, Guatemala y Perú.

El nombre de Antrópica alude a una palabra inclusiva y sin jerarquías ontológicas, que evoca una ciencia en la cual lo masculino y lo femenino conviven en términos igualitarios. Como tal, la revista Antrópica se concibió como una publicación digital, ya que los soportes virtuales ofrecen ventajas sustantivas como medios para la difusión científica, al permitir ser autosuficientes, facilitar el control de la edición y ofrecer posibilidades ilimitadas para desarrollar los objetivos y anhelos editoriales.